Conoce el origen de estas populares canciones navideñas en inglés

Conoce el origen de estas populares canciones navideñas en inglés

14 Diciembre 2016
Conoce el origen de estas populares canciones navideñas en inglés

Ya estamos en la recta final del Adviento (Advent en inglés), ese periodo maravilloso en el que nuestras calles se iluminan con adornos navideños, suenan villancicos por cualquier esquina y se hacen planes para celebrar la Navidad con todos los tuyos.

Los villancicos o carols en inglés, canciones populares con temática navideña, están presentes en multitud de países, sobre todo aquellos con mayor tradición cristiana. Son canciones que, además de animar al personal con sus ritmos y melodías, incluyen mensajes relativos a la Navidad, ya sean de temática religiosa o algo un poco más laico.

En este artículo desvelaremos el origen de algunas de las canciones navideñas en inglés más conocidas, aunque también hay alguna que otra joyita que puede que no conozcáis… ¡Lee el artículo hasta el final y cuéntanos cuál te gusta más!

 

 

 

 

Jingle Bells

 

 

Aunque Jingle Bells (“Tintinean las Campañas” en español) es una de las canciones navideñas más conocidas, lo cierto es que no fue originalmente concebida para la época navideña.

Esta canción fue escrita por James Lord Pierpont, de Savannah, Georgia, en 1850, y su título original era The One Horse Open Sleigh (“El trineo de un caballo”). La intención de la canción no era celebrar la Navidad, sino la popular fiesta americana que tiene lugar en el tercer jueves de noviembre, Acción de Gracias (Thanksgiving en inglés), y así lo hizo su autor al interpretar su canción en la Iglesia de su localidad. Fue tal éxito que se decidió modificar ligeramente para adaptarla a las navidades, y así fue como vio la luz la canción con su título modificado, Jingle Bells, en 1857.

A pesar de la tremenda popularidad actual de la canción, su autor no se hizo rico con ella, y de hecho tuvo serios problemas financieros durante su vida. Más curioso aún es saber que este hombre fue el tío de John Pierpont Morgan, más conocido como JP Morgan, el famoso banquero.

 

Have Yourself a Merry Little Christmas

 

 

 

Aunque la versión que tenéis arriba está interpretada por Michael Bublé, la versión original de este tema data de 1944. Escrita por Hugh Martin, fue interpretada por Judy Garland en la película musical Meet Me in St. Louis.

En dicha película, el personaje interpretado por Judy Garland le canta esta agridulce canción a su hija, en un intento de animarla cuando ambas están tristes porque su familia se ha mudado de su ciudad.

El primer borrador de esta canción incluía una letra bastante más lúgubre, con frases como: ''Have yourself a merry little Christmas/It may be your last.... Faithful friends who were dear to us/Will be near to us no more.'' (Que tengas unas felices Navidades, puede que sean tus últimas… Los amigos fieles que nos eran queridos no estarán con nosotros más).

Menos mal que finalmente esos versos tan tristes fueron modificados, y más tarde la canción se popularizó por el famoso cantante Frank Sinatra.

 

O Christmas Tree

 

El origen de este villancico lo encontramos en Alemania, siendo su título original “O Tannenbaum”.

La primera versión de la canción data del siglo XVI, cuando Melchior Frank escribió una canción que trataba sobre la tradición de traer a casa un abeto para decorarlo sirviéndo éste de elemento principal de decoración del hogar durante las navidades. Esta tradición, junto con la canción que lo describe, pasó de Alemania a Estados Unidos gracias a la emigración.

En 1819 se hizo una revisión de la letra por parte de Joachim August Zarnack, y en 1824 de nuevo por el organista de Leipzig Ernst Anschütz. Durante el siglo XIX la canción ganó en popularidad, debido a la cada vez más frecuente tradición de llevar árboles a casa en Navidad.

Actualmente, la Navidad da su pistoletazo de salida cuando los árboles de Navidad lucen en las casas; en países como Reino Unido o Estados Unidos esto ocurre el primer día de diciembre, aunque en España a veces nos retrasamos un poco más, esperándonos al puente de la constitución y de la Inmaculada para hacerlo.

 

Santa Claus is Coming to Town

 

 

 

Escrita por James Gillespie, esta alegre melodía fue interpretada por primera vez en un reconocido programa de radio allá por 1934. Y a pesar de su tono alegre, esta canción está inspirada por el duelo.

Gillespie era un artista que estaba pasando una mala racha, tanto personal como financieramente. La oferta para escribir una canción para el programa de radio de Eddie Cantor le llegó el mismo día que se enteró que su hermano había fallecido.

Inicialmente rechazó el trabajo, ya que se sentía demasiado apenado como para ponerse a escribir una canción alegre para navidades. Pero durante un viaje en metro, se acordó de su niñez, de su hermano, y de las advertencias de su madre de que Santa Claus los estaba vigilando, y eso le hizo cambiar de parecer.

Acabó escribiendo la canción en apenas 15 minutos, y llamó al compositor John Coots para que le pusiera música; así es como juntos crearon la canción que se convirtió en un éxito apenas 24 horas después de su debut.

 

All I Want for Christmas is my Two Front Teeth

 

 

Seguramente la canción navideña que sí que conoces es All I Want for Christmas is You, de Mariah Carey, pero no: hoy os venimos a hablar es este éxito de los años 40, en la que la cantante anuncia que lo que quiere para Navidad son sus dos dientes frontales (paletas).

El origen de esta canción lo encontramos en el profesor de primaria Donald Yetter Gardner, que una tarde se sentó con un grupo de alumnos de segundo para componer una canción para Navidad. Fue en ese momento, cuando Donald observaba a ese grupo de niños mellados contarle sus deseos de Navidad, cuando se le ocurrió que la canción fuera precisamente de eso: de recuperar los dientes perdidos.

La canción, interpretada primero en el colegio, y después grabada en estudio, fue un éxito rotundo, y le generó royalties a su autor hasta su muerte en 2004. Donald dejó su trabajo de profesor para convertirse en consultor musical, y siempre manifestó su sorpresa por que una canción tan absurda fuera tan bien acogida por el país.

 


 

Ahora que ya sabéis el origen de estas canciones navideñas, toca ponerse manos a la obra, ¡y cantarlas! Ya sea en clase de idiomas, en casa con la familia, o practicando con vuestros hijos, cantar estas canciones es un método genial para seguir practicando inglés al mismo tiempo que preparamos el ánimo para la temporada navideña ;)

CERTIFICACIONES Y
CENTROS ASOCIADOS:
Cambridge
Trinity
Aceia
Fecei
Acade
1980 - 2020 © ENGLISH LANGUAGE INSTITUTE, S.L. Manuel Casana, 11. 41005 Sevilla.
ELI - English Language Institute, es marca propia y se encuentra registrada bajo el Nº 2.849.036 según establece la Ley 17/2001 de 7 de Diciembre